Contacto

SELECCIONAMOS LOS MEJORES VINOS DEL MUNDO
PARA TI

IR

SELECCIONAMOS LOS MEJORES TINTOS Y VINOS BLANCOS DEL MUNDO, PARA TI

IR

¿CATAMOS?

IR

NUESTRAS BODEGAS

IR

NOTICIAS DEL MUNDO DEL VINO

IR

IMPORTADOR DE VINOS DE ALTA CALIDAD

En 1980, el socio fundador de GRUPO MEDDIS, dada su gran afición al mundo del vino, decide embarcarse en este proyecto en el que poder ofrecer a sus clientes vinos de alta gama y de una calidad acreditada tanto por los críticos y revistas especializadas, así como por los reconocimientos a nivel internacional que año tras años consiguen las bodegas de todos los lugares del mundo con las que trabajamos. Rodeándose de un equipo de profesionales, el equipo de GRUPO MEDDIS se caracteriza por desarrollar, desde sus inicios, una búsqueda rigurosa de las bodegas más singulares, con vinos de gran calidad, ya sean de España, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Estados Unidos, Chile, Uruguay, Argentina, Grecia, Portugal, Francia, Italia, etc. GRUPO MEDDIS les ofrece un catálogo reducido, pero a su vez lleno de productos, en los que poder disfrutar, y poder descubrir, nuevas sensaciones de aromas y sabores de los distintos continentes. Nuestro deseo es que los productos que usted va a descubrir a continuación cumplan con nuestra principal filosofía: Calidad y Originalidad.
NUEVOS VINOS QUE PROBAR, NUEVOS HORIZONTES QUE CRUZAR

VINOS TINTOS

VINOS BLANCOS

VINOS ROSADOS

VINOS DULCES

VINOS ESPUMOSOS

El vino tinto es el vino obtenido de la fermentación natural de uvas o mosto de uvas tintas. También llamado teñido, ya que el mosto de las uvas tintas es blanco, dejando que se tiña de color macerando en contacto con los hollejos (piel de la uva), durante días, ya que en estos hollejos está la materia colorante de la uva, especialmente los antocianos, que como su nombre de origen griego indica es flor de color azul, aportando un color rojo con reflejos violetas o azulados.

Internacionalmente se le conoce como vino rojo, Red en inglés, Rouge en francés, Rosso en italiano, Rot en alemán.

El vino tinto al fermentar con todas sus partes en contacto con el mosto (hollejo, pepitas y pulpa), y a una temperatura mas alta que el resto de tipos de vino, la extracción de sus componentes es mucho mayor, aportando una serie de beneficios saludables al organismo, un poco por encima de los contenidos en los demás vinos.

Partes de la elaboración de un vino tinto:

Recepción de las uvas en la bodega.

Selección y limpieza de racimos de uvas no correctas, hojarascas y otros elementos propios del viñedo.

Despalillado; separar las uvas de la materia leñosa del racimo; así se evitan las sustancias astringentes con aromas herbáceos y taninos amargos.

Estrujado; presión de las uvas para que liberen el mosto y arrancar la fermentación. Antiguamente era pisar las uvas. Este proceso puede hacerse o no dependiendo del enólogo; ya en el despalillado se empieza a producir este trabajo, dependiendo de la maquina estrujadora.

Fermentación alcohólica; proceso en el que las levaduras presentes en las uvas y el mosto (pueden ser levaduras cultivadas añadidas), naturalmente convierten los azúcares en alcohol etílico.

Remontado; por acción del CO2, toda la materia solida (hollejos, pepitas y pulpa), subirá a la superficie del deposito, tanque o cuba creando una capa de varios centímetros llamada sombrero. Bombear el mosto inferior haciéndole pasar por dicho sombrero, esta acción extrae toda la cantidad posible de materia colorante y aporta al vino estructura y tanicidad. Un exceso de “riegos” daría un vino duro y evolucionado.

Descube; Separar la materia liquida, ya vino, a un depósito, de la materia solida transportada a la prensa.

Prensado; la materia solida sacada del depósito, contiene todavía una alta cantidad de vino, mediante este proceso mecánico de prensado se extrae dicho vino, cada prensada que se realice dará como resultado un vino un poco inferior y mas duro, por motivo de la extracción.

Fermentación maloláctica; proceso biológico donde se transforma el ácido málico (verdor, acidez), en ácido láctico (cremosidad, textura agradable), se llama fermentación, pero en este proceso no tienen que ver las levaduras, si no varias bacterias. Puede generarse de forma espontanea o de forma cultivada.

Clarificación y filtrado; suele usarse elementos naturales como la clara de huevo, cola de pecado, gelatina y otros, dejando un vino completamente limpio sin partículas en suspensión. Posteriormente se realiza un tratamiento de filtrado por el que se limpia el vino de cualquier tipo de impurezas como lías y turbiedades, con tamices y filtros de diferentes porosidades, dando como resultado un vino mas limpio, brillante, suave y menos astringente. Pero el exceso de filtración puede empobrecer un vino y perder muchas de sus propiedades.

En este punto pasaríamos a embotellado y etiquetado.

Dependiendo del trabajo de elaboración que se realice en la bodega, obtendremos diferentes tipos de vino tinto.

Los mas trabajados por orden de juventud, serían:

Granel. –

Vino tinto de elaboración rápida, sin embotellar, para venta inmediata.

Maceración carbónica. –

Vino tinto elaborado con los racimos enteros, produciéndose una fermentación anaeróbica (falta de oxígeno), y rica en anhídrido carbónico (CO2), dando lugar a vinos afrutados y aromáticos de fácil beber y rápido consumo.

Joven. –

Vino tinto de elaboración rápida, afrutado y fresco.

Crianza. –

Vino tinto con un periodo de maduración y envejecimiento controlado, ya puede ser sobre lías, o los elementos mas utilizados como la barrica de madera, cristal o tina de cerámica.

En las regiones reguladas por un organismo de control, D.O. o I.G.P., “crianza” se denomina a los vinos que tienen 2 años de envejecimiento, con entre 6 y 12 meses en barrica mínimo, mas el tiempo de reposo en botella.

Reserva. –

Vino tinto con una crianza de entre 12 y 24 meses en barrica mínimo, mas su estancia en botella antes de salir al mercado.

No confundir Reserva como reglamentación, con la palabra reserva cuando esta se utiliza para denominar un depósito de vino de unas características singulares, por ejemplo, “Reserva del abuelo”, donde la crianza no se sabe cual es.

Gran Reserva. –

Vino tinto largamente criado con al menos 24 meses de barrica y 36 meses de botella.

Por su perfil suelen ser vinos especialmente elegidos desde el inicio de su elaboración en la bodega, depositando todas las esperanzas en ellos y su evolución a lo largo de al menos 25 años.

Cuando hablamos de vino generalizando, el vino tinto es en mayor medida el protagonista. Dando un abanico de tipologías a gusto de cualquier consumidor, además de tener mayor adaptabilidad en cualquier situación, temperatura y maridaje.

Los vinos tintos suelen ser mas estructurados, con un grado alcohólico mas alto, carnosos, cálidos, potentes y persistentes.

David Herrero Rico


El vino blanco es el vino obtenido de la fermentación natural de uvas o mosto de uvas blancas y en algunas ocasiones excepcionales también de uvas tintas, ya que el mosto de las uvas tintas es blanco, pero no dejando los hollejos (piel) con el mosto durante su fermentación, para que no coja color.

A diferencia del vino tinto, antes de arrancar la fermentación alcohólica, el vino blanco debe de ser estrujado, prensado y desfangado, eso si de una forma muy suave y continuada para no generar astringencias futuras.

Es muy importante que el proceso de estrujado sea lo mas veloz posible, ya que el mosto de las uvas blancas se oxida rápidamente.

Posteriormente se realiza el desfangado por decantación, depositando toda la materia sólida, piel y semillas, en el fondo del depósito o cuba.

La fermentación alcohólica de los vinos blancos se realiza a una temperatura controlada baja 15˚/20˚ para poder mantener su paleta aromática y su frescura.

Partes de la elaboración de un vino blanco:

Recepción de las uvas en la bodega.

Selección y limpieza de racimos de uvas no correctas, hojarascas y otros elementos propios del viñedo.

Despalillado; separar las uvas de la materia leñosa del racimo; así se evitan las sustancias astringentes con aromas herbáceos y taninos amargos.

Estrujado; presión de las uvas para que liberen el mosto y arrancar la fermentación. Antiguamente era pisar las uvas, ya en el despalillado se empieza a producir este trabajo, dependiendo de la maquina estrujadora.

Prensado; proceso de extracción del mosto yema o mosto flor, lenta y delicadamente, sin trituraciones ni aplastamientos de las pepitas, para mantener toda la frescura de las uvas.

Desfangado; eliminación del residuo sólido, dejando que se sedimente en el fondo del depósito, a muy baja temperatura durante horas o bien por medio de un centrifugado, técnica esta mas rápida pero también con mas riesgos.

Fermentación alcohólica; proceso en el que las levaduras presentes en las uvas y el mosto (pueden ser levaduras cultivadas añadidas), naturalmente convierten los azúcares en alcohol etílico.

Trasiego; trasvase de un depósito a otro para homogenizar el resultado final y valorar calidades, así como para obtener una última decantación de las partículas en suspensión que pudieran quedar.

Fermentación maloláctica; proceso biológico donde se transforma el ácido málico (verdor, acidez), en ácido láctico (cremosidad, textura agradable), se llama fermentación, pero en este proceso no tienen que ver las levaduras, si no varias bacterias. Puede generarse de forma espontanea o de forma cultivada. En el caso de los vinos blancos no se suele buscar, dejando de manera controlada esas notas ácidas y frescura, ya que son menos tánicos que los vinos tintos. Suele ser trabajada en los vinos blancos con crianza en barrica, aportando una untuosidad y amplitud en boca espectacular.

Clarificación y filtrado; suele usarse elementos naturales como la clara de huevo, cola de pecado, gelatina y otros, dejando un vino completamente limpio sin partículas en suspensión. Posteriormente se realiza un tratamiento de filtrado por el que se limpia el vino de cualquier tipo de impurezas como lías y turbiedades, con tamices y filtros de diferentes porosidades, dando como resultado un vino mas limpio, brillante, suave y menos astringente. Pero el exceso de filtración puede empobrecer un vino y perder muchas de sus propiedades.

En este punto pasaríamos a embotellado y etiquetado.

Dependiendo del trabajo de elaboración que se realice en la bodega, obtendremos diferentes tipos de vino blanco.

Los mas trabajados por orden de juventud, serían:

Granel. –

Vino blanco de elaboración rápida, sin embotellar, para venta inmediata.

Maceración carbónica. –

Vino blanco elaborado con los racimos enteros, produciéndose una fermentación anaeróbica (falta de oxígeno), y rica en anhídrido carbónico (CO2), dando lugar a vinos afrutados y aromáticos de fácil beber y rápido consumo.

Joven. –

Vino blanco de elaboración rápida, afrutado y fresco.

Crianza. –

Vino blanco con un periodo de maduración y envejecimiento controlado, ya puede ser sobre lías (proceso provocado por la autolisis de las levaduras), o los elementos mas utilizados como la barrica de madera, cristal o tina de cerámica.

En las regiones reguladas por un organismo de control, D.O. o I.G.P., “crianza” se denomina a los vinos que tienen 18 meses de envejecimiento, con 6 meses en barrica mínimo, mas el tiempo de reposo en botella.

Reserva. -

Vino blanco con una crianza de 24 meses de envejecimiento de los cuales 6 meses en barrica mínimo, mas su estancia en botella antes de salir al mercado.

No confundir Reserva como reglamentación, con la palabra reserva cuando esta se utiliza para denominar un depósito de vino de unas características singulares, por ejemplo, “Reserva del nogal”, donde la crianza no se sabe cual es.

Gran Reserva. –

Vino blanco largamente criado con al menos 48 meses de estancia en bodega y 6 meses de barrica mínimo.

Por su perfil suelen ser vinos especialmente elegidos desde el inicio de su elaboración en la bodega, depositando todas las esperanzas en ellos y su evolución a lo largo de al menos 25 años.

Cuando hablamos de vino blanco, debemos de tener muy en cuenta la marcada diferencia entre unas elaboraciones y otras, ya que existen grandes distancias de aromas, sabores, estructuras y demás compuestos entre un blanco, un blanco sobre lías, un blanco barrica y un blanco gran reserva, sin contar aquí los blancos semi-secos, semi-dulces o dulces, o los generosos, que dan para otro u otros artículos.

Los vinos blancos suelen ser frescos, afrutados, con un grado alcohólico bajo o medio, agradables, fáciles, llegando según su crianza a untuosos, estructurados, grado alto, potentes y persistentes.

Permítanme decir una cosa bien alto:

LOS VINOS BLANCOS NO HAY QUE BEBERLOS LO ANTES POSIBLE, NI EN EL MISMO AÑO” (si están bien elaborados).

David Herrero Rico


El vino rosado es el vino obtenido de la fermentación natural de uvas o mosto de uvas tintas; ya que el mosto de las uvas tintas es blanco, dejamos los hollejos (piel) con el mosto durante su fermentación, el tiempo suficiente para que coja el color deseado. Existen variedades de uva rosadas, pero seguiríamos necesitando los antocianos (compuestos fenólicos causantes del color del vino, presentes en la piel de la uva), de las uvas tintas.

El vino rosado es un vino con la graduación y estructura de un tinto, pero con la ligereza y frescura de un blanco. Vino con aromas florales y frutales muy marcados, debido a sus fermentaciones a caballo de las realizadas por los vinos blancos, sin pretender hacerlas como si elaboráramos un tinto, es mas bien un blanco con color y potencia que un tinto venido a menos.

La gama cromática de los vinos rosados es muy amplia, dependiendo del tipo de rosado que queramos elaborar, yendo de un rosa pálido metálico, casi incoloro, a un grosella madura, prácticamente color de vino tinto.

Hay diferentes maneras de elaborar vinos rosados:

Vino rosado de sangrado. –

Es un tipo de vino rosado con buena estructura elaborado a medio camino de la elaboración de un vino tinto, dejando macerar el mosto con los hollejos (pieles de la uva) durante una horas, para seguidamente separar dichos hollejos y seguir la fermentación del vino resultante, ya con el color rosado deseado, como si se tratara de u blanco. Hay bodegas que hacen un sangrado de un depósito de un 10%, por ejemplo, y el resto del depósito lo continúan para elaborar vino tinto.

Vino rosado de lágrima. –

Es un tipo de vino rosado muy fresco y mas frágil que el anterior, pero muy similar en el proceso de elaboración, solo diferenciado por que en el vino rosado de lágrima, el prensado es prácticamente inexistente o no mecánico, dejando que el peso del propio fruto sea lo que ejerza la presión. Hay vinos de lágrima elaborados por el método de sangrado.

Vino rosado de prensa. –

Es un tipo de vino rosado ligero y mas bien pálido, donde se prensan directamente las uvas tintas; dependiendo de la presión y el número de prensadas así obtendremos el color y estructura del mosto, fermentando posteriormente como si fuera un blanco.

Vino rosado de maceración. –

Es un tipo de vino rosado estándar, donde se prensa la uva y se deja macerar durante 12/48 horas dependiendo de las variedades, después se saca el vino resultante llamado “vino yema”, vino fresco, afrutado; la materia solida restante se prensa como si se tratase de la elaboración de un tinto, dando como resultado un vino con mas cuerpo y fuerza, y después se fermentan como si de un vino blanco se tratase. De la mezcla de los dos vinos resultantes en su trasiego y de sus proporciones de mezcla, dependerá el tipo de vino que logremos, mas serio con mas mezcla de prensado, mas fresco con mas mezcla de vino yema.

He leído que también existen vinos rosados decolorados de vinos tintos con elaboraciones enológicas, pero esto me suena como los vinos si alcohol, me reservo mi opinión por no molestar a nadie.

Partes de la elaboración de un vino rosado:

Recepción de las uvas en la bodega.

Selección y limpieza de racimos de uvas no correctas, hojarascas y otros elementos propios del viñedo.

Despalillado; separar las uvas de la materia leñosa del racimo; así se evitan las sustancias astringentes con aromas herbáceos y taninos amargos.

Estrujado; presión de las uvas para que liberen el mosto y arrancar la fermentación. Antiguamente era pisar las uvas, ya en el despalillado se empieza a producir este trabajo, dependiendo de la maquina estrujadora.

Prensado; proceso de extracción del mosto yema o mosto flor, lenta y delicadamente, sin trituraciones ni aplastamientos de las pepitas, para mantener toda la frescura de las uvas.

Desfangado; eliminación del residuo sólido, dejando que se sedimente en el fondo del depósito, a muy baja temperatura durante horas o bien por medio de un centrifugado, técnica esta mas rápida pero también con mas riesgos.

Fermentación alcohólica; proceso en el que las levaduras presentes en las uvas y el mosto (pueden ser levaduras cultivadas añadidas), naturalmente convierten los azúcares en alcohol etílico.

Trasiego; trasvase de un depósito a otro para homogenizar el resultado final y valorar calidades, así como para obtener una última decantación de las partículas en suspensión que pudieran quedar.

Fermentación maloláctica; proceso biológico donde se transforma el ácido málico (verdor, acidez), en ácido láctico (cremosidad, textura agradable), se llama fermentación, pero en este proceso no tienen que ver las levaduras, si no varias bacterias. Puede generarse de forma espontanea o de forma cultivada. En el caso de los vinos blancos no se suele buscar, dejando de manera controlada esas notas ácidas y frescura, ya que son menos tánicos que los vinos tintos. Suele ser trabajada en los vinos blancos con crianza en barrica, aportando una untuosidad y amplitud en boca espectacular.

Clarificación y filtrado; suele usarse elementos naturales como la clara de huevo, cola de pecado, gelatina y otros, dejando un vino completamente limpio sin partículas en suspensión. Posteriormente se realiza un tratamiento de filtrado por el que se limpia el vino de cualquier tipo de impurezas como lías y turbiedades, con tamices y filtros de diferentes porosidades, dando como resultado un vino mas limpio, brillante, suave y menos astringente. Pero el exceso de filtración puede empobrecer un vino y perder muchas de sus propiedades.

En este punto pasaríamos a embotellado y etiquetado.

Dependiendo del trabajo de elaboración que se realice en la bodega, obtendremos diferentes tipos de vino rosado como he explicado anteriormente.

Los mas trabajados por orden de juventud, serían:

Granel. –

Vino rosado de elaboración rápida, sin embotellar, para venta inmediata.

Maceración carbónica. –

Vino rosado elaborado con los racimos enteros, produciéndose una fermentación anaeróbica (falta de oxígeno), y rica en anhídrido carbónico (CO2), dando lugar a vinos afrutados y aromáticos de fácil beber y rápido consumo.

Joven. –

Vino rosado de elaboración rápida, afrutado y fresco.

Crianza. –

Vino rosado con un periodo de maduración y envejecimiento controlado, ya puede ser sobre lías (proceso provocado por la autolisis de las levaduras), o los elementos mas utilizados como la barrica de madera, cristal o tina de cerámica.

En las regiones reguladas por un organismo de control, D.O. o I.G.P., “crianza” se denomina a los vinos que tienen 18 meses de envejecimiento, con 6 meses en barrica mínimo, mas el tiempo de reposo en botella.

Reserva. -

Vino rosado con una crianza de 24 meses de envejecimiento de los cuales 6 meses en barrica mínimo, mas su estancia en botella antes de salir al mercado.

No confundir Reserva como reglamentación, con la palabra reserva cuando esta se utiliza para denominar un depósito de vino de unas características singulares, por ejemplo, “Reserva del rosal”, donde la crianza no se sabe cual es.

Gran Reserva. –

Vino rosado largamente criado con al menos 48 meses de estancia en bodega y 6 meses de barrica mínimo.

Por su perfil suelen ser vinos especialmente elegidos desde el inicio de su elaboración en la bodega, depositando todas las esperanzas en ellos y su evolución a lo largo de al menos 25 años.

Cuando hablamos de vino rosado, debemos de tener muy en cuenta la marcada diferencia entre unas elaboraciones y otras, no deberíamos generalizar como lo hacemos con estos vinos.

Los vinos rosados suelen ser frescos, afrutados, con un grado alcohólico medio, agradables, fáciles, muy “jugables” en el tema de los maridajes con diferentes tipos de cocinas internacionales, válidos para infinidad de circunstancias y sobre todo compañías.

LOS VINOS ROSADOS, ESOS DESCONOCIDOS Y OLVIDADOS VINOS AMABLES”

David Herrero Rico


El vino dulce o vino naturalmente dulce (VND), es el vino obtenido de la fermentación natural de uvas o mosto de uvas blancas o tintas con una concentración elevada de azúcares de mas de 45 gr/l, después de su fermentación alcohólica, pero habitualmente a nivel internacional puede variar entre 20 y mas de 100 gr/l, después de su fermentación alcohólica.

También llamado vino de postre.

Internacionalmente se le conoce como, sweet en inglés, doux o moelleux en francés, dolce en italiano y Spätlese, Auslese, Beerenauslese, trockenbeerenauslese y eiswein en alemán, dependiendo de la elaboración y relación de azúcares residuales.

Podríamos decir que son la aristocracia de los vinos, dada su complejidad a la hora de elaborar, criar y evaluar. Un poco en desuso por falta de atención de los profesionales y modas dirigidas a otro tipo de vinos “mas fáciles” para el público en general, siguen levantando pasiones prohibidas entre sus adeptos.

Los vinos dulces se pueden elaborar en todas las tipologías de vinos; blancos, rosados, tintos y espumosos.

Existen varios tipos de elaboración, pero dejemos claro dos cosas:

  1. Los vinos a los que se añade azúcar, normalmente de remolacha, proceso llamado chaptalización, no son de calidad.

  2. La calidad de un vino dulce, reside en el trabajo en la viña.

También existen los vinos dulces naturales (VDN), vinos a los que se añade alcohol, también llamados encabezados o fortificados, tipo Jerez u Oporto.

Selección de vendimia de un vino dulce:

Vendimia tardía o Auslese. –

Recogida de racimos en su punto máximo de azúcar, con una acidez equilibrada, incluidas las uvas afectadas por Botrytis cinérea, o podredumbre noble, hongo que en el mejor de los casos ayuda a concentrar el azúcar en el interior de la uva.

Selección de uva noble o Beerenauslese. –

Recogida de uvas Botrytizadas, grano a grano, con gran contenido de azúcares, sólo en las mejores añadas.

Pasificación de la uva o Trockenbeerenauslese. –

La Botrytis pasifica las uvas deshidratándolas, aumentando su proporción de azúcares y enriqueciéndolas de extractos.

Vino de hielo o Eiswein. –

Vendimia extremadamente tardía, con las primeras heladas, se vendimia y se prensa con las uvas congeladas, con gran concentración del mosto en las uvas pasificadas y con posible Botrytis.

El proceso de prensado en los vinos dulces se suele realizar de forma lenta y meticulosa, para poder extraer el poco jugo que queda en las uvas.

Los vinos dulces suelen ser plenos, untuosos, aromáticos, perfumados, potentes y persistentes.

En infinidad de ocasiones es el colofón perfecto a una gran comida, en puesto del postre sólido habitual, proporcionándonos una sobremesa idílica.

David Herrero Rico


El vino espumoso es el vino obtenido de la fermentación natural de uvas o mosto de uvas tintas y o blancas, que contiene anhídrido carbónico (CO2) formando burbujas.

Existen tres métodos de elaboración de un vino espumoso.

Método tradicional o Champenoise.

Método Charmat o Granvas.

Método de gasificación.

Partes de la elaboración de un vino blanco base para un espumoso:

Recepción de las uvas en la bodega.

Selección y limpieza de racimos de uvas no correctas, hojarascas y otros elementos propios del viñedo.

Despalillado; separar las uvas de la materia leñosa del racimo; así se evitan las sustancias astringentes con aromas herbáceos y taninos amargos.

Estrujado; presión de las uvas para que liberen el mosto y arrancar la fermentación. Antiguamente era pisar las uvas, ya en el despalillado se empieza a producir este trabajo, dependiendo de la maquina estrujadora.

Prensado; proceso de extracción del mosto yema o mosto flor, lenta y delicadamente, sin trituraciones ni aplastamientos de las pepitas, para mantener toda la frescura de las uvas.

Desfangado; eliminación del residuo sólido, dejando que se sedimente en el fondo del depósito, a muy baja temperatura durante horas o bien por medio de un centrifugado, técnica esta mas rápida pero también con mas riesgos.

Fermentación alcohólica; proceso en el que las levaduras presentes en las uvas y el mosto (pueden ser levaduras cultivadas añadidas), naturalmente convierten los azúcares en alcohol etílico.

Trasiego; trasvase de un depósito a otro para homogenizar el resultado final y valorar calidades, así como para obtener una última decantación de las partículas en suspensión que pudieran quedar.

Fermentación maloláctica; proceso biológico donde se transforma el ácido málico (verdor, acidez), en ácido láctico (cremosidad, textura agradable), se llama fermentación, pero en este proceso no tienen que ver las levaduras, si no varias bacterias. Puede generarse de forma espontanea o de forma cultivada. En el caso de los vinos blancos no se suele buscar, dejando de manera controlada esas notas ácidas y frescura, ya que son menos tánicos que los vinos tintos. Suele ser trabajada en los vinos blancos con crianza en barrica, aportando una untuosidad y amplitud en boca espectacular.

Clarificación y filtrado; suele usarse elementos naturales como la clara de huevo, cola de pecado, gelatina y otros, dejando un vino completamente limpio sin partículas en suspensión. Posteriormente se realiza un tratamiento de filtrado por el que se limpia el vino de cualquier tipo de impurezas como lías y turbiedades, con tamices y filtros de diferentes porosidades, dando como resultado un vino mas limpio, brillante, suave y menos astringente. Pero el exceso de filtración puede empobrecer un vino y perder muchas de sus propiedades.

Una vez elaborado el vino base utilizaríamos uno de los tres métodos siguientes:

Método tradicional o Champenoise. –

Este procedimiento es la forma de elaboración de los grandes espumosos, los vinos de calidad se elaboran de esta manera, manteniendo una distancia insalvable para el resto de formas de elaboración.

Pasos de elaboración:

Vino base; elaboración similar a la de un vino blanco seco. Cuanto mejor sea este vino base, mejor será el espumoso resultante.

Tiraje; se embotella el vino base añadiendo una selección de levaduras y un licor azucarado, produciendo una reacción que arranca una segunda fermentación del vino en la botella, se tapa con tapón provisional, normalmente tapón corona (como el de los refrescos y cervezas).

Segunda fermentación; En este proceso las levaduras al volver a contar con azúcares, vuelven a trabajar realizando una nuevo proceso fermentativo, ahora en espacio reducido y sin escape del CO2, llegando a alcanzar una presión en las botellas de 6 atmósferas.

Rima; se dejan reposar las botellas en rimas (pupitres verticales que mantienen las botellas horizontales). Las lías por autolisis sedimentan y forman una capa de restos.

Removido; posteriormente se giran diariamente las botellas un cuarto de vuelta, para que no se queden pegados los sedimentos en las paredes de las botellas, y poco a poco se irán inclinando botella hacia abajo en las rimas, para que dicho sedimento se depositen en el cuello de la botella.

Degüelle; las botellas pasan invertidas por un liquido congelante, que congela los sedimentos presentes en el cuello de la botella, estos posos saldrán expulsados al abrir el tapón, gracias a la presión del gas como si fuera un cubito de hielo.

Este es un punto importante también porque nos marca la tipología y duración recomendada del espumoso. Con un mínimo de crianza y una longevidad relativa.

Joven- 9/15 meses de crianza. Longevidad de 5 años.

Reserva- 15/30 meses de crianza. Longevidad de 10 años.

Gran Reserva- +30 meses de crianza. Longevidad de 25 años.

Dosificación; se rellena la cantidad perdida en el degüelle con el licor de expedición, compuesto por una formula secreta de vino base y azúcar para cada bodega, dando al vino el carácter mas personal de cada marca. De la cantidad de azúcar que se añada, dependerá el tipo de espumoso resultante:

0 gramos/litro- Brut Zero, Brut Absoluto

-5 gr/l- Extra Brut, Brut Nature

-15 gr/l- Brut

-30 gr/l- Seco

30/50 gr/l- Semi-seco

+ 50 gr/l- Dulce

Estos valores son muy aproximados a todos los espumosos, teniendo cada tipo (Champagne, Cava, Prosecco y demás), sus cantidades particulares.

Después del proceso de dosificación, añadimos el corcho y la brida que lo sujeta para que la presión no nos abra la botella.

Etiquetamos y vestimos la botella para su salida al mercado.

Método Charmat o Granvas. –

Sistema de tipo “industrial”, ya que se elabora en grandes tanques o depósitos. Es mas económico que el tradicional y los resultados son correctos. No hace la importantísima segunda fermentación en botella y toda la partida será del mismo producto al tampoco realizar la dosificación.

Método de gasificación. –

Añadir anhídrido carbónico industrial a un vino espumoso. Calidad pésima ya que el gas no lo genera la fermentación natural, es un producto químico artificial que produce grandes burbujas y se disipa rápidamente, provocando gases al consumidor. El mismo sistema que los refrescos tan conocidos. Este tipo de gases no los metaboliza el organismo por lo cual nos sentiremos hinchados como un globo hasta que los expulsemos de nuestro cuerpo.

Los vinos espumosos suelen ser frescos, chispeantes, equilibrados, agradables, vivos, estructurados y persistentes, pero sobre todo alegres. Contienen las burbujas de la felicidad de cualquier celebración que se precie.

No hay nada como festejar con los tuyos con un gran espumoso”.

David Herrero Rico

GRUPO MEDDIS premiada en 2013 a la mejor
Cadena Distribuidora por su arcercamiento
de los vinos al consumidor final
PREMIOS EMPRESARIALES
MERCADOS DEL VINO Y LA DISTRIBUCIÓN
GRUPO MEDDIS LES OFRECE UN CATÁLOGO DE VINOS QUE HAN SIDO ELABORADOS POR LAS BODEGAS MÁS SINGULARES EN LAS MEJORES ZONAS VITIVINÍCOLAS DEL MUNDO.
Descubre todos nuestros vinos

La mejor selección de vinos del nuevo mundo

Contacto
Para cualquier consulta no dude en rellenar el siguiente formulario:
Los campos marcados con (*) son obligatorios
He leído y acepto la Política de privacidad*
Enviar
Error